miércoles, 22 de febrero de 2012

Regalo público


Ella con escote, con sombra en los ojos y caderas apretadas, ella en medio de vendavales de frío recogiendo leña. Ella y su hijo, ella y el amor, ella y el pasado vistiéndose de blanco a través de su imaginación. Ella con ganas y ahínco, con pesares y ruido, con vestidos ceñidos y dientes al aire buscando sonrisas alrededor. Ella abrazando, vendiendo, aconsejando. Abriendo un corazón que estuvo demasiado tiempo tendido a la intemperie y rellenando de orgasmos su esternón. Ella en medio de lugares que se convierten en hogar, ella en alquileres y juicios, en ventas, en pensión, en cazadoras con agujeritos por donde ya no se cuela el frío. Botas y tacones para la ocasión, cualquier día es un gran final y cualquier momento un buen recuerdo.
Por todo eso que te queda, por todo eso que llevas dentro saliendo a borbotones hacia fuera, por todo eso que viviremos, disfrutaremos y nos llenará las miradas de amor.
Sigue creciendo como crecen las rosas, como aguantan las flores en tu local, como una madrugada de sábado sin domingo a la vuelta, sigue creciendo y dándole alimento a la niña que se te asoma bajo las cejas cada vez que sale el sol. Eso. Por todo eso…

No hay comentarios:

Publicar un comentario