jueves, 23 de febrero de 2012

Lo que da de sí el guión


Y este cuello sin tus besos y estos labios sin absurdas palabras para ti, estos bolsillos llenos de cosas, por no decirte, por no exponerme, por no abrir. Este cajón con recuerdos que no lo fueron, estos pies corriendo hacia atrás, esta boca que se muere, estos ojos sin dardos a tu voz. Este cuerpo se aniquila, estas tetas sin ti, estas piernas vacías, este maldito corazón gris. 

Otro

Dividida entre el sí pero dejémoslo ahí. Entre protecciones y aperturas, entre eslabones sueltos, entre prisiones sin techo y otra vez sin ti. Sin ti. Sin ti. Muchas veces sin ti en este párrafo que por no decir tanto se quedó con la mitad sin escribir. Este corto queriendo entender, este texto queriendo romper. El nudo, tu corbata, aquella cama, el hotel y el resto de sandeces que no llegaron a suceder. 


O tal vez más

Vivir sin mostrarme para proteger mis versos de ignorancia externa. Sobrevivir fingiendo ser otra. Una mujer que mira al frente, que entierra desamores por lógica, que incita a no tener miedo. Otra, otra que nunca fui. 

2 comentarios:

  1. ¡Pero qué Sabinera que me estás, mujer! Porque ese primer párrafo bien podría ser del genio de Úbeda. :)

    Yo también estoy en un "sin ti", pero pronto espero que vuelva a ser contigo porque, así entre tú y yo, lo necesito un poco, que quizá sea mucho pero eso es sólo reconocible en petit comité.

    ResponderEliminar
  2. Sí que es un plagio sí! jajaj...
    A veces, sabes qué pasa? que releo algo que escribí y digo, hostias, pues mola. Pero eso es reconocible sólo en petit comité!
    Pronto tendrás tu 'conél', no? :)

    ResponderEliminar