viernes, 20 de enero de 2012

gensanta qué frío hace


Esta mañana me he puesto falda. Cuando Ana se pone falda no es un día cualquiera. No te creas que es un viernes de esos entre jueves y sábados. No. Los viernes en los que Ana lleva falda y medias negras de liga partiendo los muslos, es uno de esos días que se cuentan en los cuentos que no hablan de días normales. 
Hasta que... 
Una de las medias se ha roto justo en el punto donde se unen pierna y muslo. Seda y liga. Tela y silicona. 
Ana vuelve a casa a calzarse vaqueros y botas altas. El viernes es un viernes más, tan aburrido como los pantys que llegan a la cintura y no dejan nada al aire. Tan antiguo como los vaqueros con cinturones de cuero y camisetas blancas marcando pecho. 
Hasta que...
Voy a desnudarme. Cuando te desnudas nada es normal. Hay desnudos con toda la ropa puesta. Bufanda y abrigo blanco como este. 
Efectivamente, tal y como intuía, debería estar prohibido sentirse como me siento. 

1 comentario:

  1. Pues si...me ha gustado eso de que hay desnudos con la ropa puesta...a veces incluso son los mas profundos,porque lo que te desnudan es el alma
    FEliz noche de sabado!!

    ResponderEliminar