lunes, 24 de octubre de 2011

uy uy, yo es que soy así de guay


"Tengo que decirte que no cree en el amor"
Me suelta semejante sentencia para definirlo. Y yo me pregunto de qué hablará él cuando a boca llena se le sale la saliva por los labios diciendo semejante idiotez. 
Que no creen en el amor dicen algunos.
Pero cuál? De qué estáis hablando? Acaso nos situamos en ese peldaño omnipotente para diferenciarnos de los humanos sensibles que se enamoran, que sienten, que se erizan y que se emocionan con los ojillos llenos de agua cuando escuchan una canción. Así soy diferente, austero, frío, fuerte. Así parezco un pedrusco en alta mar infranqueable, así establezco barreras, así los mortales normales dirán: Ohhhh, no cree en el amooorrr.

Me pregunto yo si los que en mayúsculas declaran en sus blogs, en sus feisbuk, en sus tuiter y en sus conversaciones de café y tabaco de liar que no creen en el amor, acaso nunca han sentido admiración, atracción, interés, persuasión, emoción, por nada? Nada? De todas las nadas? Anda ya. O es que se nos ha ocurrido ningunear la palabra a ese escaso cajón del mueble de la entrada donde pone relación sentimental entre dos bla bla bla? 
Coño, nos mueve el amor. El amor a eso que hay fuera, a eso que llevamos dentro, a la poesía, al primer disco de los beattles, al último libro de ese admirado escritor, a coleccionar sobres de azúcar vacíos, a las tetas de la vecina del quinto... Eso es amor. El otro también, supongo. 
Y si se refieren a ese en concreto, qué es no creer en el amor? que no crees que sea eterno? perfecto, pues hablemos con propiedad. No creo que el amor dure mucho tiempo, porque para mí una semana ya es mucho tiempo. Olé, perfectísimo pues. Pero me parece una soberana gilipol... una certeza incorrecta afirmar a dedos llenos que no se cree en el amor. Hostias.
Yo he tenido relaciones de amor de tres segundos con el que subió al autobús justo cuando yo me bajaba. Y me he enamorado profundamente de Bruce cuando en el minuto 4.18 de 'lost in the flood' gime cantando. De mi sobrina cuando duerme. De mi madre haciendo migas. De la jodida lluvia de ahora mismo manchando los cristales que ayer limpié. Y del sol. Y de mis ojeras. Y de sus dientes. Y de ese blog. 

Vale. Ya. Adiós!!

12 comentarios:

  1. Eres muy boba. Mucho. Por eso me encanta leerte así, creo que deberías escribir en estado de bobunez más a menudo.

    Él nunca ha dicho que no crea en el amor. Lo digo yo, lo sentencio: Ha dejado de creer aunque hable de él a todas horas y lo añore y le escriba versos.

    Necesita redención. Yo se la daría, sobre una cama, unas 14 horas seguidas, pero ya sabes que soy monógama en serie y que ahora estoy ocupada. Hay que hacerle entrar en razón porque los poetas solitarios sois todos unos pesados.

    Ale, yastá. Adiós!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja holaaa!
    Amos a ver petarda, tampoco me refería a él exactamente. Al pobre le tocó el papel de gota que colma la tinaja llena de seres parecidos.
    Lo lei en el feis, a un allegado que pasaba por allí y me revolucioné yo sola.
    Yo también tengo treinta y seis horas de sobra para creer en el amor y en el sexo a partes iguales, ya sabrás tú de lo que hablo.
    Yo también creo que los poetas solitarios son unos pesados. En general, los creativos solitarios son así de rarazos!

    Pd. Te sigo amando

    ResponderEliminar
  3. ¿y por qué supones que los que dicen que no creen en el amor consideran que están un peldaño más arriba? (Es que me ha llamado la atención) ¿Por qué simplemente no pueden creer en el amor?. Yo, y esta es mi opinión, no creo en el amor que nos venden en las películas, ni creo que la mitad de las cosas que tú has mencionado en el texto se puedan considerar amor (de hecho, algo de tres segundos yo no lo consideraría amor, pero sigue siendo mi opinión), y es que, en realidad, la palabra amor es una palabra abstracta, y por lo tanto ambigua y cada cual la interpreta como buenamente puede o como buenamente quiere. De todas formas, como dice Cortázar... pero el amor... esa palabra....

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues en esas estamos. En qué será para cada uno la palabra. No creer en el amor de las películas, bien, perfecto. Yo tampoco. No estaba englobando a la parte de la humanidad que dice que no cree en el amor, porque no conozco a toda esa parte de la humanidad que dice no creer en el amor. Hablo de los que conozco que sí lo dicen. Ese halo de fuertote. Supongo que sabes a lo que me refiero.
    Para mí el amor se sucede en cada instante, independientemente del tiempo que dure después. Ese es el gran problema, haber ligado la creencia o no en el amor por el tiempo que dure. La mayoría se refiere a eso, a la eternidad del amor. El amor es eterno, por sí mismo, pero no el amor del que hablamos aquí. El que sentimos los humanoides. Es como si el amor siempre existiese y nosotros, eventualmente, tuviésemos 'acceso' a él, cuando no tenemos otras miles de emociones enfrentadas y dando vueltas por ahí. Pero esa es mi forma de verlo. De ver eso que llamo 'amor', que engloba muchísimas más cosas que el que citas de las pelis

    ResponderEliminar
  5. Yo también creo que el amor engloba más cosas, Nebroa, no solo el de las pelis. Algunas coincidiré contigo, otras supongo que no. Ahí está la gracia, porque si no sería aburrido. De todas formas, yo creo que solo es una palabra y que lo que cuenta es la vivencia, se llame como se llame.

    ResponderEliminar
  6. Literalidad. El mayor mal del mundo.

    Los nihilistas no tenemos estas problemáticas, hijas.

    ResponderEliminar
  7. No se pude vivir sin amor, estoy de acuerdo, sin amar las relaciones humanas solo estarian motivadas por el interes, posiblemente material.
    me ha gustado como escribes.. te seguire.
    un saludo¡¡

    ResponderEliminar
  8. Bah, bah y cien veces bah...
    Si no se cree en el amor no se cree en lo demás...
    Bah.

    ResponderEliminar
  9. Pues eso.
    Nihilistas.

    Por cierto, creo que este tema va a traer cola.

    ResponderEliminar
  10. La cola de quién dices que va a venir?
    Las palabras son, a veces, la esencia de los malentendidos. Son precisamente el error primario; lo traduces y entonces todo se descoloca y se convierte en rebelión de especies. El amor es mucho y todo y medio y un poco. Y para cada uno es una cosa y de qué hablamos cuando hablamos de amor. Pues eso. Sin amor no nos moveríamos, no andaríamos, no pensaríamos, ni respiraríamooos quizá! Pèro no en sentido figurado y que quede monísimo literalmente, es que creo que respiramos porque nos amamos a nosotros mismooos! Qué te paice? jajaj
    Ayyyy! Sí, he tenido un gran viernes

    ResponderEliminar
  11. Me voy a marcar una entrada sobre los malentendidos que se va a cagar la perra, sólo por eso, ea!


    Te sigo amando mucho.

    ResponderEliminar