domingo, 7 de agosto de 2011

Todo lo que ha existido, empezó con un sueño.
Date un paseo, siéntate o túmbate tranquilamente, reflexiona y sueña.
Cuando hayas formulado tu sueño, es hora de actuar.
El éxito depende de la acción.
No hacer nada es propiamente una acción, y la más nociva de todas.
Se llama negligencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario