lunes, 4 de julio de 2011

Ocho porquerías

Le he envíado un mail a un arquitecto-jefe para cobrarle una cosa
Me ha dicho: Ya hablaremos un día de estos
Si en los emails laborales pudieran ponerse poemas hubiese puesto mi cara (lo pilláis? :s)

Hace tanto calor que... no se me ocurre ninguna exageración. Vaya mierdecilla de escritora

Dice que en las fotos del viernes casi se me ve un pezón, que se ha asomado por encima del monitor a ver si veía algo

He mentido, hoy he mentido, hacía bastante tiempo que no lo hacía. Guardarme verdades sí, pero mentir no. Uy no, he mentido dos veces. Mierda.

Anoche soñé con fuego, me acojoné mucho.

Me gustaría que mi pez muriera, ya sé que está mal pensarlo, pero es que es un poco verdad.

He entrado a una página de trabajo llamada Murcia Joven Empleo no sé qué y me ha saltado una alerta: Usted no es joveeen!!

Sé que mi vida va a cambiar, pero no sé si será de golpe o poquito a poco. Y casi que preferiría las prisas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario