miércoles, 15 de junio de 2011

Quería escribir, mucho, largo, extenso, intenso y profundo. Escribir para extraerme, para soltar todos los pájaros que anidan en el centro del pecho, tan pesados, tan cansados que se me han llenado de plumas los pulmones. Soy piolín disfrazado de halcón, callejero para más señas. Me siento pato aunque finjo ser águila para acabar creyéndomelo y salir volando un día de estos.
Porque sé que tengo fuerza, no, tengo super fuerza, para salir de esta y entrar en otra. Para derrapar bordeando esta escena y llegar a algún otro encuentro con el mar donde las algas no se te queden pegadas a los pies. Joder, qué asco, bañarte en el mar con las algas dando vueltas. Nunca lo soporté. Dónde estábamos? Vale, en las plumas, en los pájaros, en el peso y en la pose. Pues eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario