miércoles, 22 de junio de 2011

Que queme qué?

El solsticio suele llevarse los deseos al mar de las realidades, o eso dicen, o eso me creí. Soy crédula cuando quiero serlo, así que a veces me da por jugar a creer que si quemo lo que no quiero, con mechero, vela e incienso incluídos, lo que no quiero se quemará y no volverá. A veces juego a creer que si quemo lo que deseo, volarán las letras y vendrán experimentos. Así que ayer jugué a creerme que lo que decía una gran bruja amiga iba a ser verdad. Escribe lo que quieres, prende la vela, enchúfate al incienso y deja que el solsticio se lo lleve.

Ella no habló de quemar sofás. Pero yo sí lo quemé :s

Se me fue de las manos, jajaj, la lié. Pongo la vela en una bandejita de cristal, el incienso por ahí apoyado, le meto fuego al papel... El cristal cede por el calor del folio. Se rompe, se hacen trocitos con folio prendido encima y mi chancla de sirve de extintor. Lo apago todo... Qué adulta soy, soy capaz de apagar un fuego. Me voy al fregador a coger un trapo para recoger las cenizas que el solsticio no ha querido llevarse. Vuelvo a la hoguera de pin y pon y veo el sofá prendido. El sofá amarillo, que no tiene deseos ni mierdas, es un sofá! El solsticio se ha confundido como yo!!... Le doy siete manotazos al estilo madre cuando eres pequeño y no puede pegarte como ella quiere y todo se apaga. Se apaga todo menos el agujero tremendo que acabo de hacerle al sofá. El hueco de los deseos, dice otra bruja cuando lo ve! jajaja...
Me descojoné mucho, es cierto. Tan cierto como que no sé aun si los latidos del pecho eran de las risas o del acojone tremebundo que me acaba de palpitar en el lomo.
Las pruebas de mi ritual impoluto... jajaja

Y los apaños de una bruja sin escoba!!

3 comentarios:

  1. No sé por qué, pero me parece que en ese sofá se van a echar unos polvos mágicos que pa qué. O esótericos, de esos de levitar. Patenta el nuevo ritual.

    ResponderEliminar
  2. Wiz, descuida que lo contaré, porque estoy segura de que así será. Abracadabra desa

    Maeve, tienes razón. Muchos abujeros

    ResponderEliminar