miércoles, 13 de abril de 2011

Y entonces se hacen un lío el corazón, y la mente, y las piernas y el resto de órganos. Se mezclan las canciones con los silencios, los te quiero con los ya no siento lo mismo. Los besos que no parecen besos y sí un atraco de lenguas a destiempo. Los te amaré para toda la vida pero voy a seguir queriendo a esta. Las lágrimas con las hostias que le darías al volante de otro coche. Vente conmigo o no vuelvas a mirarme de frente, cabrón, que eres un cabrón. Como el resto. Como yo. Y en la boca sólo tienes tiempo, para mirarte, encontrarte, volver y renovar las heridas que andaban podridas. Harta y cansada. Con la memoria en desventaja, con los anhelos deshechos. Aquí, perdida en el presente.

jueves, 7 de abril de 2011

Ironía Cósmica

Lleva en la camiseta, negra, escrito: " Escucha la llamada"
Una hora me he pasado leyendo esas tres palabritas de inmaculado blanco.

Vale, captado. Ahora me pregunto: ¡¿ Cómo no escucharla?!

Sensiblerías

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte

tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte

tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte

o sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

benedetti

martes, 5 de abril de 2011

sábado, 2 de abril de 2011

Se me está quedando silueta de batido de tanto moverme...
Que alguien le dé al off de la coctelera por favor. Desenchufar el movimiento de esta vida que parece un zumito con vodka agitándose sin tregua. . Ahora en tus brazos, ahora en otros que me invento y después en otros que traigo de la nada hasta bebérmelos a sorbitos. Y no, no hay brazos, son de mentira, sólo los utilizo como sinónimo para representar el viento. O un montón de paredes y yo un muñequito de goma que va y viene estrellándose contra todas. A veces, para olvidarme del ruido me imagino desnuda caminando en un valle lleno de hierba muy verde y muy fresca. Y sabes lo que hace mi mente? Me pone a correr veloz. Y no puedo parar. Y empiezo a tener tanto frío que de repente llevo ropa, mucha, abrigos, y bufandas, y sombreros y botas altas. Y dale con el movimiento. Joder. Párame! Que alguien se ponga enfrente, con los brazos extendidos, que los ponga en mis hombros y me haga frenar a la voz de ar! Joder.