jueves, 18 de noviembre de 2010

Vente, vente un rato conmigo... y nos paseamos por el cielo un momento...
Damos una vuelta, nos movemos, nos cogemos de la mano inventando un lugar para nosotros. Lleno de cerezas, y flores blancas, de mentira, todas inventadas, como nuestra historia en el mañana, y respiramos aire fresco del que mueve las entrañas. Te beberé por las esquinas, y te pongo música, que nos abra Dylan alguna puerta, nos metemos, tú me vives y yo muero por ti sin morirme del todo, ya sabes, sin que se nos note que nos hemos colado en una fiesta que se acaba pronto. Antes del amanecer nos bajamos del tren, como en la peli pero al revés.
Venga... Luego, al volver, si quieres lo olvidamos.

1 comentario:

  1. Me ha gustado esta entrada , se me había pasado ... Es Alegre y juguetón esta lleno de picardia ...habría que ponerle música a tus letras .... Muchos besos

    ResponderEliminar