sábado, 27 de noviembre de 2010

Qué será de mí el año próximo, justo este día... estaré rodeada en mi cama? Serán farolas distintas las que me acompañen de vuelta a casa? Habré conseguido no esperar a nadie? Qué será de todas esas lecciones que quiero beberme por las noches? Y los deseos? se habrá resuelto algunos? Y los nuevos que me invente, dónde tendrán la cúspide? Ahora es que quiero moverme, y llenarlo todo de recuerdos para mañana, no conformarme, no dormirme en lo que no me enriquece... Y me da por llegar a un final, a un terminar el día, allá por noviembre del dos mil once y empezar a creerme que es posible que se me llene la vida...

2 comentarios:

  1. La proxima vez que te vea me llevare la bola de cristal y probamos a ver tu futuro , no se porque , que me da que el año que viene estaras mucho mas llena de sensaciones , y seguro que parte de tus sus deseos se veran cumplidos ...apuestas ???

    ResponderEliminar
  2. Apostar a eso es fácil! es decir, hablas de que estaré llena de sensaciones, acaso no es lo de siempre? claroo! No voy a cambiar así de repente, y volverme fría y calculadora, me habitarán, si no pasa nada extraño, muchas sensaciones! Y parte de mis deseos satisfechos? Seguro! porque como tengo tantos seguro que alguno llega, por ejemplo...mmm... me gustaría ir teniendo dinero para seguir tirando. Ese es factible, seguro que se cumple!
    Bromas aparte, o ironía a un lado, apuesto que sí, apuesto a que el año próximo, mi vida estará aun más llena por dentro. Yo creceré, porque así quiero hacerlo, y me hincharé más el pecho. Apostamos!
    Mua!

    ResponderEliminar